De Erasmus en Lathi

Hola a tod@s, mi nombre es David León Escámez y soy estudiante de Ingeniería en Imagen y Sonido en Telecomunicaciones. Cursé el pasado cuatrimestre en la Facultad de Tecnología de Lahti, en Finlandia, y os voy a contar un poco cómo fue mi experiencia.

Lo que me hizo finalmente decantarme por Finlandia, fue el gran avance tecnológico que están llevando a cabo continuamente, la posibilidad de tener toda la docencia en Inglés y como no, experimentar un cambio tanto en el clima como en la sociedad.

Antes de viajar, la verdad es que los coordinadores de allí se mostraron muy interesados y resolvieron todas mis dudas vía email enseguida, en cuanto a la universidad como al alojamiento, ya que me ofrecieron la posibilidad de alojarme en una especie de piso-residencia donde se suelen alojar todos los estudiantes Erasmus, y la verdad es que no me arrepiento en absoluto de haberlo elegido.

En cuanto llegué allí, la tutora me estaba esperando para darme las llaves y acompañarme a mi piso, que estaba a 15 minutos andando desde el pueblo. Cuando llegamos al edificio, me di cuenta que eran 3 edificios juntos, unidos por el sótano, donde estaba el garaje de bicis, la sauna y la lavandería. El sitio no podía ser mejor, rodeado de vegetación y justo al lado de un lago donde hasta mediados de Septiembre pudimos bañarnos perfectamente.

El piso contaba con todas las comodidades, una cocina grande, una terraza, un baño y tres habitaciones bastantes grandes con su mesa y silla de escritorio, cama y armario enorme. Mis compañeros de piso eran canadiense y coreano del sur y la verdad es que no tengo ninguna queja de ellos. El edificio donde yo vivía era solo de chicos, el de en medio era mixto y el otro era de chicas. La verdad es que éramos sobre 90 personas de múltiples nacionalidades y todos de Erasmus, así que la situación no podía ser mejor.

La primera semana fue de orientación, donde los coordinadores nos reunían a todos los Erasmus para enseñarnos las diferentes facultades y las diferentes zonas de la ciudad, invitándonos siempre a comer o a café, dependiendo de la hora.

Cuando llegamos el primer día a la universidad, lo primero que hicimos fue matricularnos en los cursos que íbamos a hacer, yo en concreto, me matriculé en 8 asignaturas, con un total de 42 créditos, para poder convalidar todas las asignaturas de aquí. Pero a pesar del gran número de créditos, la carga lectiva no era más grande que aquí en Alicante.

En cuanto al ambiente en clase, puedo decir que los profesores eran muy agradables y por supuesto impartían las clases en inglés. El equipamiento de la universidad no podía ser mejor, en cada clase había como 30 puestos de trabajo, todos ellos equipados con su ordenador con 2 pantallas, una tableta gráfica y una silla de escritorio comodísima. Además, la universidad ponía a disposición de los alumnos portátiles y tablets para uso y disfrute durante todo el cuatrimestre.

Las clases eran muy prácticas y siempre enfocadas a impulsar la cooperación entre los alumnos, a través de diferentes proyectos en grupo. En mi caso, adquirí valiosos conocimientos sobre distintos programas de ordenador como Unity, Adobe After Effects o Photoshop, que me servirán de mucha ayuda en mi futuro laboral.

Lahti cuenta con 4 facultades, una de diseño, una de tecnología y dos de ADE. Las condiciones de los campus no podían ser mejor, cada dos pasos te encuentras ordenadores que puedes usar, salas donde descansar con sofás y pufs, y hasta máquinas de café Starbucks. Y haciendo referencia a las comidas, cada campus cuenta con su cafetería propia donde los estudiantes podemos comer buffet por solo 2.60 euros.

En cuanto a la convivencia con los demás Erasmus no pudo ser mejor, tuve la suerte de coincidir con 6 catalanes maravillosos y durante los casi 5 meses fuimos como una familia.

La segunda semana ya estábamos organizando todos un viaje a Tallin (Estonia) en ferri desde Helsinki. Durante los 5 meses tuvimos la suerte de poder visitar Helsinki varias veces, ya que solo está a una hora y media en bus. La verdad es que es una ciudad preciosa, toda ella coronada por la gran catedral blanca.


La universidad nos ofreció dos viajes durante el cuatrimestre, a San Petersburgo y a Laponia. Yo realicé solo el viaje a Laponia y puedo decir que fue un viaje espectacular. Primero visitamos Rovaniemi, la capital de Laponia, donde visitamos el museo ártico y la villa de Papa Noel. Durante los siguientes 4 días estuvimos en Saariselka, una ciudad preciosa completamente nevada. Nos alojamos en unas cabañas espectaculares en medio del bosque, todas ellas equipadas con cocina, salón con chimenea, habitaciones y baño con sauna particular.

Durante los 4 días pudimos realizar actividades como esquiar, descender una colina en trineo, visitar una granja de renos, viajar a la Laponia noruega y bañarnos en el océano glaciar ártico, realizar senderismo por el bosque nevado y viajar en un trineo tirado por auténticos huskies siberianos.

En definitiva, fue un experiencia increíble, recomendable 100 %, a mí en concreto me ha servido para conocer una cultura diferente y unos amigos increíbles. Bueno y sin olvidar que he notado que mi inglés ha mejorado considerablemente. Así que espero que los que están pensando en pedir la beca no lo duden más, porque estoy seguro que será inolvidable, como lo ha sido para mí.

 

David León Escámez
Ingeniero en Sonido e Imagen en Telecomunicación
Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alicante

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades