Experiencia en la mejor aceleradora de Europa

Somos Pablo Niñoles y Álvaro Yuste, y ambos hemos tenido un final de carrera que podría considerarse “poco común”. A distancia, desde Ámsterdam, y mientras trabajábamos en la mejor aceleradora de Europa 2014.

Hace cuatro años iniciamos Ingeniería Multimedia y desde el principio hemos tenido inquietud por proyectos que sobrepasaran los límites de la universidad. Siempre intentando aprovechar las oportunidades que se nos brindaban de enlazar prácticas de asignaturas con proyectos reales, propios o de otras empresas. Esta actitud emprendedora se ha materializado participando y siendo premiados en diferentes programas como Imagine Express, ActUA, Startidea, Fundeun y otros.

En el más reciente de estos proyectos es cuando tuvimos la ocasión de participar en Iristrace. Esta compañía, que se considera todavía una startup, recibió la oportunidad de ser acelerada en Startupbootcamp Amsterdam, justo en el momento de nuestra incorporación. Ambos entramos como desarrolladores software con el objetivo de realizar una limpieza de cara del producto en su nueva versión, preparada para la internacionalización.

La aceleración consiste en: cesión de oficinas en el HQ de Vodafone, mentorización de la mano de cientos de profesionales en diversos sectores, contacto con clientes potenciales y acceso a gran número de inversores. Pero a la vez conlleva un gran esfuerzo y trabajo.

Durante nuestra estancia, cada semana asistíamos a varios workshops, que trataban diversos temas como por ejemplo: código escalable, growth hacking, técnicas de exposición ante inversores, retención de usuarios, etc. La mayoría de ellos tenían lugar dentro de nuestras oficinas, sin embargo en algunos casos nos desplazamos a otras empresas, como por ejemplo Google Holland. Y cabe destacar el alto nivel de los ponentes entre los cuales se encontraba por ejemplo el director de desarrollo de Twitter Benelux.

Además, cada dos semanas nos exigían reportes del progreso tanto a nivel técnico, como comercial, esperándose siempre el mayor aumento de tracción, clientes e inversores interesados posible. Para alcanzar estos objetivos, nos “obligaban” a utilizar la metodología SCRUM en el desarrollo de producto, y Lean en el desarrollo comercial.  

Para no dormirnos, por si fuera poco con todo esto, cada tres semanas los viernes por la tarde había ligoteo con cervezas. Inversores venían a la oficina a escuchar nuestros pitch para después negociar con todas las startups en un ambiente bastante relajado.

Sin embargo, y aún con todo esto, siempre quedan (unos pocos) momentos para disfrutar. Y así lo hicimos junto con nuestros compañeros de otras startups, con barbacoas en el parque, visitas a otras ciudades como Rotterdam o Utrecht, viendo partidos del mundial (como el ya inolvidable para nosotros 5-1 de Holanda contra España), y otras muchas experiencias que completaron nuestra estancia allí.

El proceso tuvo su colofón con una presentación final de progreso y resultados ante más de 400 inversores, en el acto llamado ‘Demoday’. Se realizó en la sede del banco ABN Amro, uno de los más importantes de Holanda.

Para nosotros ha sido una experiencia muy fructífera en todos los aspectos. Mucho trabajo y esfuerzo para compatibilizar los estudios con esta ilusión, pero a la vez hemos aprendido mucho y adquirido contactos y formas de trabajar equiparables a las grandes corporaciones.

Nos quedamos con una frase que escuchamos bastantes veces allí y que recoge la esencia de un buen emprendedor:

¡Never ever give up, keep on going!

Pablo Niñoles
Estudiante de I. Multimedia

Álvaro Yuste
Estudiante de I. Multimedia

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades