Erasmus en Suecia

En un principio, yo no tenía la intención de irme de erasmus, pero acompañando a una amiga a las reuniones informativas sobre la beca erasmus, poco a poco me fue picando el gusanillo, hasta que terminé por decidirme y lanzarme a la aventura.

 

Entre la gran variedad de países que se ofertan para informática opté por Suecia ya que me recomendaron que sería la mejor opción si quería mejorar mi Inglés, aparte de que me ofrecía asignaturas interesantes de cara al proyecto de final de carrera que estaba haciendo.

 

Aun recuerdo el primer día de mi viaje de casi 8 horas a Skövde, una pequeña ciudad en el interior de Suecia donde pasaría mis próximos 5 meses. Mi vuelo era el primero del día a las 6 de la mañana y mientras esperaba en el aeropuerto totalmente vacío, me comenzaron a asaltar las dudas sobre lo que estaba haciendo, ya que hasta ese momento no había asumido que iba a pasar 5 meses en un país extranjero con un idioma y cultura distintos a los que estaba acostumbrado y sin nadie conocido en quien poder apoyarme, y encima mi aventura no comenzaba como me hubiese gustado ya que el 70% de los estudiantes erasmus iban a estar en la misma residencia, bastante cerca de la universidad, mientras que a mi me tocaría vivir a 5Km de la misma.

Pero al poco de llegar, esos miedos se fueron poco a poco, todo el mundo está en la misma situación y muestra una gran predisposición a conocer a otras personas, y todo el mundo se ayuda mutuamente, así que al final todo fue genial. Al final, el no vivir en la residencia de los erasmus, no fue un problema ya que tenía las puertas abiertas siempre que quisiera y donde estaba viviendo conocí a gente fantástica también, por lo que no me podía quejar en ese sentido.

La universidad no es una universidad muy grande, de hecho tiene menos de 10 carreras y el campus está formado por 5 edificios y muchas zonas verdes. Por dentro los edificios no son como los típicos edificios universitarios de alicante. Todos están llenos de zonas con sillones y sofás por todas partes, la verdad es que es muy acogedora. En cuanto a los profesores, geniales, en general mostraban muy buena predisposición a ayudar a los alumnos, aunque el sistema educativo es distinto al español. En la universidad existe también una asociación de estudiantes que se encarga de ayudar a los estudiantes de intercambio, realizar actividades y fiestas.

En cuanto a la vida en Suecia es bastante similar a la de España, excepto por los horarios. Aunque la vida cambia mucho de los meses de verano a los meses de invierno. En verano hay muchas horas de luz y suele llover de vez en cuando, pero eso no es ningún impedimento para hacer actividades al aire libre. En Suecia hay un dicho que es el siguiente: “No hay clima malo, sino ropa inapropiada”. Sin embargo en invierno cambia la cosa, ya que desde noviembre todo está nevado y las horas de luz se reducen considerablemente llegando a ser poco más de tres a mediados de diciembre.

Suecia es uno de los mayores consumidores de café, por lo que es muy normal encontrar cafeterías con facilidad, cosa que se agradece mucho los meses de invierno ya que es un buen remedio para entrar en calor en el caso de haber estado mucho tiempo en la calle.

A la hora de hacer turismo Suecia es un país bonito de ver, gran parte del territorio esta lleno de lagos y bosques por todos lados. En general es un país llano sin apenas montañas, pero verde, muy verde. A pesar del clima, Suecia está totalmente adaptado a las bicicletas con carriles bici independientes por gran parte de los pueblos y ciudades, y con un gran numero de personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte.

De las ciudades que visité me quedo sin dudar con Estocolmo, es una ciudad realmente bonita que recomiendo a todo el mundo visitarla. En general, el tren es la opción más barata para recorrer Suecia ya que suele ser bastante barato, y sobre todo, si se es estudiante.

Después de haber vivido la experiencia, irse de erasmus es algo que recomiendo encarecidamente a todo el mundo. Te da la oportunidad de vivir nuevas experiencias en todos los sentidos, conocer vida y costumbres de otro país y conocer a gente extraordinaria de todas partes del mundo. Si te lo estás pensando, mi consejo es que lo hagas si dudarlo.

 


Luis Ángel García Ferri
Estudiante de Ingeniería Informática

Comentarios   

0 #1 rrts 15-06-2012 03:17
Al igual que comenté en el artículo de Noruega, Suecia también me parece un destino con encanto. Y las fotografías que acompañan a este artículo tienen gran parte de culpa. Yo no se lo que será, pero los países del norte de Europa me llaman mucho la atención, y eso que el frío no me gusta mucho. Una suerte haber podido disfrutar de ese Erasmus.

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades