El e-commerce como salida profesional impulsivos

El mercado laboral actual en España es, como poco, complicado para recién titulados y, aunque los medios insisten en que faltan ingenieros en todos los países de Europa, no es fácil encontrar una salida profesional que nos satisfaga a corto o medio plazo.

Los ingenieros informáticos tenemos un panorama algo peculiar cuando terminamos la carrera, y es que podemos trabajar en un amplio abanico de especialidades técnicas: desarrollo web, desarrollo de aplicaciones de todo tipo, Business Intelligence, seguridad informática, redes, hardware, por mencionar sólo algunas. Sin ir más lejos, un compañero de carrera ha creado un sistema de control de incidencias para comunidades, hoteles, empresas de mantenimiento, etc.

En mi caso decidí crear un proyecto propio, un e-commerce especializado en un nicho muy particular, los disfraces y artículos de fiesta. Hay ciertos sectores que son bastante opacos cuando se trata de saber como funcionan, y creo que la venta on-line es uno de ellos. Se oyen muchas leyendas urbanas del tipo “Fulanito ha montado un tienda de carcasas de móvil por Internet y se está haciendo de oro”, o “esos empezaron a vender hace un par de años y ya están enviando a todo el mundo”.


En este artículo quiero explicar como es un proyecto de venta on-line desde la experiencia que he tenido en estos 3 años y medio con www.impulsivos.es. Lo primero que hay que saber es que la venta on-line es un sector cada vez más competitivo, en el que los competidores crecen en número y en calidad constantemente. Sólo en el sector del disfraz, puedo decir que cada tres meses me encuentro con algún competidor nuevo de cierta calidad. A parte de los competidores directos, también hay que considerar los grandes marketplaces, como Amazon o Rakuten, que luchan día a día para ganar mercado. Esta es la mala noticia, pero hay muchas buenas.

El desarrollo técnico del proyecto

En cuanto al desarrollo de la web, nuestro primer reflejo es pensar que podemos hacerlo nosotros sin problemas. La realidad es que podemos hacerlo, pero no sin problemas. Se trata, para empezar, de hacer una aplicación robusta, segura, rápida y responsive. Lo siguiente es hacerla usable, y para ello conviene ir aplicando mejoras continuamente para hacerle la vida más fácil al usuario, aquí el testing es fundamental. En nuestro caso el desarrollo se hace internamente, lo que nos da una flexibilidad que la mayoría de nuestros competidores no tiene. Esa es una de las ventajas que podemos aprovechar siendo desarrolladores.

Tengo que decir que realizar el curso de especialista JAVA, además de enseñarme las bases, me dejó claro como tenía que ser una aplicación seria y profesional.

El producto

El qué vamos a vender es uno de los aspectos que va a determinar en gran medida el éxito y el potencial de nuestro proyecto. Aquí sólo puedo dar algunas recomendaciones fundamentales. La más importante es evitar sectores muy competidos, como la moda, tecnología, perfumes, etc. Personalmente optaría por el otro extremo, mercados pequeños y exclusivos con un público reducido pero con poca o ninguna competencia. Aunque el mercado sea pequeño, España cuenta con más de 45 millones de habitantes, seguro que a muchos les gusta lo que vendemos. También hay que considerar las dimensiones y la fragilidad del producto de cara al envío.

En cuanto al precio, hay que asegurarse de que los proveedores nos den un precio con el que podamos competir y tener un margen de beneficio aceptable. Tener márgenes ajustados y pretender hacer beneficios moviendo volumen es una apuesta muy arriesgada porque los costes en una tienda on-line crecen a la par con su volumen.

El marketing, ese gran desconocido

El marketing es sin duda la mayor dificultad de vender on-line. Generar tráfico es cada vez más complicado, y sin tráfico, no vendemos. El primer y único consejo es ser imaginativos y explotar todas las fuentes posibles para darse a conocer.

Un ejemplo básico: si queremos vender productos de limpieza para la industria hotelera, seguro que venderíamos mucho si apareciéramos los primeros en los buscadores cuando alguien busca “productos limpieza hoteles”, pero nada nos garantiza eso de forma durable en el tiempo. Sin embargo, si nuestra estrategia contempla buscadores, comentar en foros especializados, relacionarnos con bloggers del sector o incluso crear nuestro propio blog, estar presentes en marketplaces, redes sociales, etc, conseguiremos una entrada de visitas variada, constante y con muchas posibilidades de crecer.

Se trata de hacer un marketing diversificado y consistente. El resto del trabajo debe ser ofrecer un buen servicio para fidelizar al cliente.

Para terminar diré que lo que más me ha ayudado son dos conceptos clave que se pueden aplicar a cualquier proyecto profesional. El primero es centrar mi esfuerzo en una sola cosa, que en mi caso es vender disfraces. Parece una tontería, pero como ingenieros informáticos todos los días tendremos nuevas ideas de negocio y se nos abrirán nuevas posibilidades laborales; esto puede ser bueno, pero también puede desviarnos del éxito de lo que ya hemos empezado. El segundo concepto es trabajar para que la empresa sea un poquito mejor cada día, como diría Diego Simeone, partido a partido.

Bruno Carrillo
Ingenieros Informático por la EPS

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades