bandada! Politécnico en México

Dirijo un despacho de arquitectura que se llama Bandada! Desde hace algo más de dos años y desde hace uno y medio empezamos a trasladarnos poco a poco hacia México.

 EL TRABAJO EN MÉXICO:

Hoy en día ya somos empresa mexicana y tenemos a todo el equipo trasladado aquí. Yo vuelvo cada dos o tres meses a España para no perder definitivamente el vínculo y los proyectos pero realmente la diferencia de oportunidades y recursos hace tender a una instalación definitiva en México y olvidar, al menos por un tiempo, el trabajar en casa.

Al margen de la nostalgia, en México nos han recibido con los brazos abiertos y parecen encantados con cada cosa que hacemos, las oportunidades de realización profesional son tan grandes que compensan el tener que dejar a la familia y a los amigos tan lejos.

Ahora mismo, a parte de mí, en bandada trabajan tres personas más, un chico de Barcelona, uno de Italia y otro mexicano, una combinación internacional que por el momento funciona muy bien. Compartimos oficinas con el despacho de diseño de iluminación Artec3 y con la revista de arquitectura Arquine, formando un grupo de tres empresas que trabajan en torno a la arquitectura y que nos permite generar sinergias muy productivas.


Llegamos a México invitados por el gobierno de Iztapalapa, un municipio del Distrito Federal de dos millones de habitantes y que tenía unas grandes ambiciones de transformación urbana. La invitación llegó gracias a la repercusión que tuvo mi proyecto final de carrera sobre el Parque Central de Alicante y la estación intermodal, que si bien presenté en la Universidad Politécnica de Catalunya, era un proyecto que ya traía iniciado desde mi etapa en la Universidad de Alicante.

Nos encargaron reformar un barrio con altos grados de marginalidad del que desarrollamos un plan maestro a 25 años vista y una serie de actuaciones a corto y medio plazo. Hace unas semanas concluimos la primera etapa de obra con la transformación de la calle principal, y el éxito de esta primera fase ha permitido que desarrollemos una segunda, que iniciará obras en aproximadamente un mes, donde construiremos un mercado, una guardería, un campo de fútbol y algunas calles más, proyectos que ya tenemos casi terminados.

El desarrollo de estos proyectos ha sido algo complicado por los fuertes movimientos sociales de esta zona de la ciudad, además de diseñar, hemos tenido que hacer grandes ejercicios de comunicación social en decenas de reuniones con vecinos hasta lograr pactos y convencerlos cuando ha sido necesario.


Estos proyectos del gobierno de Iztapalapa han empezado a darnos cierto prestigio y repercusión mediática en la ciudad que nos ha permitido a acceder a otros proyectos públicos como la reforma del teatro de Las Vizcaínas, que estamos a punto de terminar, o el plan maestro de la Isla de Hollbox, aún en proceso.

En los últimos meses me han invitado a dar conferencias en diferentes universidades, muy interesados en lo que hacemos y si todo sigue su curso, en unas semanas seré profesor fijo en la UNAM.

LA VIDA EN MÉXICO:

La ciudad de México tiene una escala y unas dimensiones que son difíciles de asimilar para un europeo, ya que cuenta con una población que supera 50 veces a la de Alicante y además es poco común que un edificio supere las dos plantas, obligando a consumir una cantidad impresionante de territorio.

Este gigantismo de la ciudad hace que requieras coche para casi cualquier desplazamiento, y que cada uno de ellos lo contabilice en horas. Caminar no es una opción en la mayoría de casos y ese cambio en uso de la ciudad que tenemos tan interiorizado hace que cueste adaptarse.

Tampoco es una ciudad especialmente bonita, por lo general muy descuidada, mal iluminada y desordenada, pero realmente tiene un magnetismo que atrapa a todos los extranjeros que llegan (muchos) y que una gran mayoría ya no regresa a sus países de origen.

Los mexicanos son muy abiertos y más con los españoles, tienen una cierta admiración que me facilita mucho las cosas, ya que lejos de sentirse agraviados por la llegada de un extranjero, muestran mucho más interés.

LAS OPORTUNIDADES DE LA UA:

Yo estudié cuatro años en Alicante y terminé la carrera en Barcelona, y si bien por donde voy me presentan como arquitecto catalán salido de Barcelona, en cuanto tengo oportunidad puntualizo que soy de Alicante y soy fruto de la educación de dos escuelas muy diferentes pero que cuya combinación creo que fue la mejor decisión que nunca tomé.

La escuela de arquitectura de Alicante, por más universidades que conozco, me sigue pareciendo la más elitista desde el punto de vista intelectual. Con profesores como José María Torres Nadal o Juan Ramón Navarro crearon una escuela donde logran potenciar la creatividad, la originalidad y los discursos hasta niveles altísimos de excelencia. Tiene mucho mérito ser capaces de producir tanto talento como han hecho en los últimos años, y realmente es una pena que mucho de ese talento no se podrá aprovechar en Alicante.

La Universidad de Barcelona, y mi experiencia laboral fue muy útil para sistematizar y profesionalizar todas esas herramientas tan potentes que adquirí en Alicante. Ahora en México, valoran mucho la capacidad de dotar a cada proyecto que hacemos de un discurso teórico muy fuerte combinado con soluciones técnicas innovadoras y eficientes, algo poco extendido y que nos está ayudando a crecer muy rápido.

 

Iván Valero
Arquitecto por la EPS · Bandada Projectes S.L.P.U.
www.bandada-studio.com

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades