INTELLIKARE

Miguel Vela Romera y Luis Manuel Pérez Serna son dos ex alumnos de ingeniería informática de la UA. Terminaron sus estudios el pasado curso y actualmente se encuentran trabajando en Londres y Barcelona respectivamente.


Ambos se conocieron en la residencia de estudiantes Villa Universitaria y comenzaron a compartir clases y prácticas y, como muchos informáticos y emprendedores, soñaban con crear grandes proyectos o empresas que cambiaran el mundo. Durante las comidas en el salón de la residencia o comedores de la universidad, compartíamos ideas y proyectos desde lo más interesante a las mayores locuras imaginables. Siempre que pensábamos en algo ‘imposible’ decíamos: “otro vendrá, lo conseguirá y se forrará”. Siempre quisimos comenzar este tipo de proyectos locos, pero debido al alto nivel de exigencia de la EPS con los alumnos de informática y cuestiones de tiempo no conseguíamos desarrollarlos o terminarlos.

Prestábamos mucha atención a caso de éxito como Eduardo Manchón y Panoramio (ex alumno que con dicho proyecto acabo trabajando en Google) o Miguel Llopis (actualmente trabajando para Microsoft). Además estábamos muy pendientes de proyectos como Imagine Cup. Fue en nuestro último año cuando ambos elegimos uno de estos proyectos como el proyecto de fin de carrera de cada uno que comenzamos a desarrollar nuestras ideas. A la vez, conocimos la plataforma Yuzz (concurso de jóvenes emprendedores con ideas de base tecnológica) gracias a un compañero del observatorio de inserción laboral, Israel Pastor, el cuál dirigía y gestionaba.

En octubre pasamos el “casting” del concurso y fuimos elegidos para participar con el proyecto de Luis Manuel: sistema de reservas y pagos de comida para restaurantes mediante plataforma online. El proyecto nos apasionaba mucho a pesar del mal feedback que conseguíamos a diario: “eso ya existe”, “hay mil iguales”, “no tenéis recursos”…  Después de un mes y medio y medio proyecto desarrollado descubrimos otro proyecto idéntico al nuestro “El tenedor”, el cual nos llevaba dos años de antelación y había conseguido más de 10 millones de euros de fondos de capital de riesgo ( http://www.elblogsalmon.com/empresas/inyeccion-de-10-millones-de-euros-para-la-startup-espanola-restalo ).

Esto nos hundió un poco la moral y viendo la ventaja que nos llevaban los compañeros en el concurso decidimos cambiar el proyecto al proyecto fin de carrera de Miguel: IntelliKare.

IntelliKare es un sistema de videointeligencia orientado a personas dependientes que viven o pasan parte del día solas. Intellikare es capaz de detectar situaciones de emergencia sanitaria (accidentes, caídas, abandonos del hogar, incendios, escapes de gas…) y actúar en consecuencia alertando tanto a las autoridades correspondientes (bomberos, policías, enfermero…) como a los familiares correspondientes. Además, es capaz de interactuar por voz y vídeo en tiempo real como un canal de comunicación entre el dependiente y el responsable autorizado así como interactuar con el dependiente mediante el reconocimiento de voz. El sistema basa su funcionamiento en el sensor Kinect de Xbox y hace uso de sus características de detección de esqueletos y reconocimiento de voz.

Con este proyecto la gente comenzó a tomarnos más en serio. Era un nicho importante, personas dependientes, en el que hay dinero y la gente se interesa. Además la tendencia demográfica de España y Europa fortalece la necesidad de proyectos de este tipo.

Durante todo el año trabajamos en el proyecto y realizamos mejoras con las que nos entusiasmábamos y añadíamos funcionalidades al proyecto. Muchos días era agotador ir al centro Yuzz entre semana después de 10 horas de clase, pero merecía la pena ya que en todas las sesiones siempre aprendías una lección. Fue una de las mejores decisiones que tomamos, meternos en la plataforma. Aprendimos a convertir nuestras ideas locas en modelos de negocio y además, a entusiasmar a la gente con ellas y convencerles de que esas ideas pueden generar dinero (obviamente cuando la idea es buena). Tratábamos a nuestras FFF (families, friends and fools) como posibles inversores y practicábamos y mejorábamos nuestro pitch a diario. La mejor manera de mejorar nuestras presentaciones era haciéndolas mil veces, y gracias a Yuzz esto sucedía a diario, tanto en el centro como en eventos emprendedores. Gracias a ello, mejoramos una habilidad que en la carrera se hace poco si no pones interés: presentar ante gran audiencia.

En el mes de junio realizamos la presentación para la final los cuatro proyectos finalistas y afortunadamente, tras un mes de intensos nervios nos comunicaron que nuestro proyecto era el ganador. Desafortunadamente sólo uno podía viajar, lanzamos una moneda al aire y le tocó a Miguel.

El viaje fue una experiencia inolvidable en la que adquirí conocimiento de todo tipo desde el primer momento en que subí al avión en Madrid hasta que me bajé  a la vuelta. Me gustaría animar a todo el que tenga una idea en la cabeza a que se lance y lo intente. Merece la pena sólo por todo lo que aprendes en el camino y la gente que conoces. Para gente como nosotros, jóvenes afectados por la crisis, es una oportunidad de abrirnos puertas en estos tiempos en el que todo el mundo las cierra.

Miguel Vela
Ingeniero Informático por la UA

 

 

 

 

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades