INGENIERO QUÍMICO EN ACCIONA

 

Hola Pepe, me gustaría darte las gracias por aceptar esta entrevista. Para empezar, ¿Nos puedes hacer un resumen de tu trayectoria académica y profesional?


Allá por el año 1997 decidí estudiar Ingeniería Química en la Universidad de Alicante. Tenía claro que me gustaban las ciencias, especialmente los procesos industriales; quizá porque me llamaban la atención los libros que veía por mi casa de la carrera de mi padre, que es Ingeniero Técnico Industrial. De hecho, se da la casualidad de que Eloy Sentana (Catedrático de la Politécnica) nos dio clase a ambos y aparece en ambas orlas, separadas por 30 años aproximadamente.

En 2003 comencé a trabajar en el departamento de Ingeniería Química con Ignacio Martín Gullón y el Grupo Antolín Ingeniería (multinacional del sector de la automoción) en la producción industrial y aplicaciones de nanofibras de carbono. En 2008 empecé a trabajar en el Grupo de Materiales Avanzados del Departamento de I+D+i de Acciona Infraestructuras (AI), concretamente en el desarrollo de hormigones y morteros de altas prestaciones. En 2010 hubo una reestructuración en el departamento y me ofrecieron la oportunidad de ser el coordinador del Grupo de Materiales Tradicionales, puesto que ocupo desde entonces.

Como tú conoces los dos tipos de investigación, ¿nos puedes comentar las diferencias entre la investigación en la universidad y en la empresa privada?

Las diferencias son MUY grandes. Esta pregunta da para muchos folios y muchas horas de conversación, pero intentaré ser breve. Me centraré en el caso de España.

Los grupos de investigación de las universidades suelen estar especializados en una temática muy concreta y tratan de llegar a la excelencia científica hasta ser incluso una referencia a nivel mundial. El prestigio del grupo es mayor cuanto mayor es el impacto y el número de sus publicaciones. Principalmente se financian con dinero público. Evidentemente hay excepciones; por lo que he podido comprobar la tendencia está cambiando (quizá por la crisis) y cada vez más la mentalidad de la universidad es intentar generar negocio mediante proyectos privados, licencia de patentes, creación de empresas spin-off u otras fórmulas.

En el caso de la empresa privada la investigación va única y exclusivamente enfocada a ganar más dinero. Evidentemente se recurre también a financiación pública, pero ésta solo cubre una pequeña parte y es necesario inversión privada. Y se decide con mucho mimo dónde invertir, para lo cual se analiza el impacto futuro que puede tener la inversión y los años estimados de retorno de la inversión y entrada de beneficio.

Según tu punto de vista, ¿piensas que las líneas de investigación en la universidad están cerca o lejos de lo que las empresas necesitan?

Creo que el principal papel de las universidades no es enfocar las líneas de investigación a las empresas. Ese aspecto es más un ejercicio que tienen que hacer los centros tecnológicos sectoriales, que nacieron para eso. Creo que es peligroso hacer virajes bruscos en las líneas de investigación para adaptarse a las necesidades de una u otra empresa, porque se corre el riesgo de no aportar calidad y eso al final las empresas lo detectan.

Eso sí, una vez que se llega a un acuerdo de colaboración con una empresa, creo que las universidades deberían hacer un esfuerzo por amoldarse a las necesidades de la empresa. Y eso generalmente implica trabajar a otro ritmo y ser muy dinámico.

¿Sobre qué aspectos o puntos se debería incidir más en la formación de los estudiantes universitarios?

El principal aspecto en el que hay que incidir es en el tema de los idiomas. Y no me refiero solo al inglés. Sería deseable incluso animarse con un tercer idioma como el francés o el alemán. Esto podría mejorarse dando asignaturas en inglés, invitando más a menudo a profesores extranjeros a dar charlas o asignaturas en nuestras universidades o mediante cualquier otra opción. Hacer estancias en el extranjero durante la carrera o el doctorado creo que es muy positivo; me arrepentiré toda la vida de no haber hecho ninguna.

Otro aspecto en el que habría que enfocar esfuerzos es en el desarrollo de habilidades como la negociación, la comunicación, la gestión y otros aspectos que, aunque no son conocimientos, sí que son habilidades fundamentales de cara a enfocar la vida laboral.

Bueno, cambiando de tema, me gustaría que compartieras con nuestros lectores alguno de tus hobbies.

Nada del otro mundo, lo normal en alguien de mi edad. Me gusta correr, jugar al squash, leer libros de Historia, ir al cine, hacer videos de Stop Motion, etc.

Quizá el último hobbie requiera una explicación… Básicamente la técnica stop-motion es una técnica de animación muy antigua consistente en darle vida a objetos inanimados haciéndoles fotos secuenciales y después juntando todos los fotogramas y  reproduciéndolos a una determinada velocidad. Es como se hacían hace tiempo películas como King Kong, Jason y los argonautas y todas aquellas de monstruos de los años 60 y 70. Me interesé por esa técnica y me puse a hacer vídeos. Te invito a visitar mi canal de Youtube: PEPEIQ para ver mis videos. Te recomiendo el de Classic Arcade Games.

 
 
 
Julia Moltó Berenguer
Jefa de Estudios de Ingeniería Química

José Vera
Doctor Ingeniero Químico por la UA

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades