Reloj de Sol de la EPS como elemento simbólico

Construido en Octubre de 1993 por la empresa constructora San José S.A., como patrocinio otorgado al Excmo. Rector y profesor Ramón Martín Mateo.

Fecha en la que se autorizó la transformación e independencia de la Escuela Universitaria Politécnica de Alicante en Escuela Politécnica Superior, fue entonces cuando se construyó la que se conoce actualmente como Escuela Politécnica I. Momento en el cual la empresa constructora San José S.A. quiso apoyar al Excmo. Rector y profesor Ramón Martín Mateo, con la construcción de este reloj de Sol.


Comprensión del reloj de sol

El reloj de sol es un instrumento usado desde tiempos muy remotos para conocer la hora que es, además, nos facilita información como la época del año, las estaciones, los solsticios, los equinoccios, etc. También se le conoce con el nombre de cuadrante de sol. Consta de un gnomon, que no es más que una varilla, cuya sombra solar se proyecta sobre una superficie que puede ser plana o curva, denominada limbo. El limbo se divide en cuatro cuadrantes, determinados por los ejes norte-sur y este-oeste. Las sombras del gnomon quedan limitadas también por las sombras generadas en los solsticios de invierno y de verano, pero estas curvas dependen de la latitud geográfica del reloj, diferenciando si el reloj se sitúa por encima del Trópico de Cáncer, por debajo del Trópico de capricornio, o entre ellos. Existen varios tipos de relojes de sol: Azimutal, Horizontal, Analemático, Bifilar, etc. El reloj de sol de la Escuela es concretamente un reloj de sol horizontal. Éstos son aquellos que tienen un plano horizontal, y su gnomon tiene una inclinación igual a la latitud del lugar. Esta latitud se debe conocer, y varía según la ubicación del reloj.


Se trata de un triángulo rectángulo, donde el ángulo BCA deberá ser igual a la latitud, para que el cuadrante quede paralelo al ecuador, y la longitud del segmento Bb igual a la del lado menor del cuadrante. De este modo, el gnomon queda paralelo al “eje del mundo”. Este reloj ofrece la hora solar, a la que se le debe sumar o restar la corrección por la “Ecuación del tiempo”. Además, funciona como calendario, permitiéndonos determinar la época del año, de acuerdo a la longitud de la sombra proyectada por el gnomon.


Construye tu propio reloj de sol

Como estudiantes de cuarto curso del Grado de Arquitectura Técnica, cursando la asignatura optativa Sistemas Avanzados de Expresión Gráfica, se tuvo el placer de realizar un pequeño estudio sobre este elemento constructivo de manera gráfica, física y matemática.

Sistemas Avanzados de Expresión Gráfica, es una optativa impartida por primera vez en el Grado de Arquitectura Técnica, por el profesor D. Pablo Jeremías Juan Gutiérrez. El principal objetivo de la asignatura es conseguir una gestión gráfica eficaz, en sintonía con el desarrollo tecnológico actual, de la base de datos extraída del objeto arquitectónico. A partir de un programa anclado a la actualidad, al que se conoce como Agisoft Photoscan, se logra, a partir de una primera toma de fotografías del elemento constructivo, interpretar el mismo de forma dimensional y tridimensional.

Como experiencia personal, se ha conocido y utilizado el modelado digital y la fotogrametría. Gracias a estas herramientas se pueden desarrollar trabajos prácticos concretos que desarrollen su potencialidad en un entorno de intervención arquitectónica o estudio y análisis del patrimonio, como es el caso del reloj de Sol. Se ha obtenido las vistas principales de alzado, plantas, perfiles y secciones, sin realizar mediciones previas con instrumentos como el metro láser. Con el fin de compartir nuestro estudio, se ha realizado el desarrollo en papel del reloj de sol, para que todos los alumnos de la Universidad de Alicante, puedan disfrutar, al igual que nosotros, de disponer su propio reloj de sol. Así, tras la breve explicación de su funcionamiento, sin duda provocará un pequeño llamamiento de atención, de muchas personas, a este elemento simbólico que en la entrada principal de nuestra Universidad de Alicante se sitúa.

http://revista.eps.ua.es/images/origamiRelogEPS.pdf

Curiosidad

El reloj de sol de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alicante tiene en número 4 representado como IIII y no como debería representarse en números romanos: IV. Esto no se debe a un error de quienes lo construyeron, es un error muy repetido en los relojes, hasta el punto de convertirse casi en una norma. ¿A qué se debe ésta excepción en la representación del número romano? El origen no es claro, pero hay varias teorías. Algunos apuntan que las razones podrían ser estéticas, ya que, en los relojes de esfera, los cuatro caracteres del número IIII crean simetría visual con su opuesto, el VIII. También se dice que de este modo, el símbolo I aparece en las primeras cuatro horas, el V en las siguientes cuatro, y el X en las últimas.

También hay una teoría que apuntan a motivos monárquicos. Esta dice que el Rey Carlos V de Francia recriminó a un relojero de haber representado el número 4 como IV. El relojero contestó que era así como se escribía, a lo que el monarca contestó “El Rey nunca se equivoca”, por lo que debió modificarlo. Dicho reloj continúa alojado en la Torre del Palacio Real de Francia. Por otro lado, como casi siempre, hay una teoría basada en la superstición, ya que el número IV corresponde a las dos primeras letras de Júpiter (IVPITER), el dios romano, por tanto su uso podría considerarse inapropiado o blasfemo. La última teoría, y tal vez la más coherente sería que el número 4 esté representado de este modo para evitar confusiones, ya que este queda boca abajo en los relojes de esfera, y podría confundirse con el número VI.

 

Abel Vélez y Patricia Sanjuán

Estudiantes de Arquitectura Técnica EPS

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades