DISEÑO DE CURSOS EN PLATAFORMAS E-LEARNING

Las plataformas e-learning facilitan el trabajo a la comunidad universitaria en la medida que se ofrecen nuevas herramientas que permiten la formación continua, la interacción y el aprendizaje colaborativo, pilares sobre los que se construye la sociedad del conocimiento.


Estas plataformas permiten el diseño personalizado de los cursos, así como definir las actividades y tareas que deben desarrollar los alumnos. Buena parte del éxito de la experiencia de e-learning dependerá de la responsabilidad del profesor en los aspectos de diseño y organización.

Entre las características que debería poseer toda herramienta de e-learning destacan:

 

  • Buena accesibilidad y usabilidad por parte de los usuarios.
  • Fácil de aprender y de navegación simple para el usuario.
  • Diseño simple y robusto centrado en el usuario y en los contenidos.
  • Gestor de contenidos accesible y herramientas para validar los contenidos generados.
  • Que posea herramientas para el administrador, el docente y el alumno.
  • Exportación de contenidos (pdf, epub, excel).
  • Tecnología abierta y diseño modular.
  • Mantenimiento (actualizaciones, copias de seguridad, idiomas, etc.).
  • Administrador de contenidos: páginas, exámenes, repositorio de archivos, wiki, tareas, noticias, foros, estadísticas.
  • Mensajería y herramientas de trabajo en grupo.
  • Escalabilidad como la capacidad de la plataforma de funcionar igualmente con un número pequeño o grande de usuarios.
  • Flexibilidad como la capacidad de adaptarse a los planes de estudio y  a la estructura y estilos pedagógicos de la organización.
  • Interactividad como la capacidad que tendrá el alumno para elegir su propio itinerario formativo según las necesidades del momento y se ponen en contacto de manera rápida con sus tutores o compañeros, al mismo tiempo que desarrollan las actividades para alcanzar los objetivos marcados.
  • Información y difusión: además del aspecto formativo, las plataformas deben tener espacios en los que se pueda llevar a cabo una comunicación síncrona y asíncrona entre usuarios y tutores.


Los criterios que se pueden seguir para el diseño de los cursos se pueden resumir en estos puntos:

  • Contexto donde se aplicará.
  • Carga lectiva.
  • Metodología a aplicar.
  • Organización y presentación de contenidos.
  • Alumnos a los que va destinado.
  • Tipo de interactividad que se va a ofrecer a los alumnos.
  • Facilidad en el uso de todos los elementos de la formación tanto por parte del profesor como del alumno.
  • Flexibilidad para adaptarse a los intereses, conocimientos y habilidades de los alumnos. En el caso del profesor, sería interesante tener un feedback por parte de los alumnos en forma de encuestas.


El punto más importante a considerar es el de los contenidos donde los contenidos pedagógicos han de primar sobre los aspectos técnicos o estéticos, además de ser relevantes, adecuados y actualizados.  El objetivo está en diseñar y crear un contexto, que sea coherente con los contenidos y refuerce los objetivos educativos.

Otro de los elementos claves que juega un papel fundamental en los procesos de aprendizaje en la modalidad a distancia es la interacción, donde  es fundamental que los patrones de interacción estén centrados en el alumno.

El diseño también debe incluir aspectos de carácter pedagógico, tecnológico y  organizativo:

  • Pedagógico: se incluyen los principios psicológicos, pedagógicos y sociológicos en que se fundamenta el aprendizaje, así como características personales de los miembros del proceso formativo (motivaciones) y estructuración de los elementos (contenidos, actividades y procesos de interacción). En general son las referidas a actividades de aprendizaje, situaciones de enseñanza, materiales, tutoría y evaluación.
  • Organizativo: es el soporte de las exigencias administrativas, atención al alumno, apoyo al profesorado, organización del espacio, calendario.
  • Tecnológico: se incluyen las herramientas seleccionadas en conexión con el modelo pedagógico.


Conclusiones

El diseño de cursos en entornos virtuales de formación debe ir encaminado a hacer que la persona que se esté formando tome conciencia de que es él el protagonista de su formación.

El programa debe ser relativamente abierto y el profesor debe ser un participante activo. Además, se debe ofrecer a los estudiantes un cierto grado de control sobre la gestión y seguimiento de sus actividades. La responsabilidad y el control deben evolucionar de forma natural a medida que el estudiante vaya progresando cognitiva y socialmente.

Reflexionando sobre el mismo, hay que considerar los objetivos, cuáles son las estrategias de aprendizaje más apropiadas y el material que se proporcionará al alumno. Los principios básicos a la hora de diseñar un curso deben ir encaminados a que los objetivos se definan en función de los resultados que los estudiantes demostrarán al final de la formación y que las actividades, tareas y evaluaciones se ajusten a dichas expectativas.

 


J. Manuel Ortega
Estudiante de Ingeniería Imagen y Sonido en Telecomunicación

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades