El reloj de sol de la EPS

Entrado ya el siglo XXI, nadie duda ya de la importancia del conocimiento del soleamiento y de que el control de éste sobre la edificación nos supone un menor gasto de energía. De hecho estamos cambiando la hora de millones de relojes cada seis meses por este motivo.

El estudio del soleamiento y sombras es un tema que se incluía en la última parte de nuestros programas de Geometría Descriptiva, pero debido a la progresiva disminución de horas lectivas en las asignaturas gráficas, suele ser el primero en desaparecer, como tristemente ya ocurrió en las titulaciones de Arquitectura y Arquitectura Técnica de nuestra Escuela, donde me parece oportuno citar la labor realizada por nuestro compañero, el profesor Jorge Doménech, autor de un interesante libro cuyo título es Cartas solares, teoría de sombras y soleamiento, de editorial Llorens, y de otro práctico manual denominado Trazado y construcción de relojes de sol, editado por el Colegio de Aparejadores y Arquitectos técnicos de Alicante, ambas publicaciones de 1990.

El reloj de sol es precisamente una aplicación más del soleamiento que se estudia como curiosidad científica. Es precisamente en la cuenca mediterránea, donde las distintas civilizaciones han utilizado este tipo de instrumentos debido a la gran cantidad de horas de soleamiento que ésta tiene durante todo el año. El reloj o cuadrante solar tiene una tradición histórica que se remonta a los egipcios, el más antiguo que se conoce data del siglo XV antes de Cristo; más tarde griegos y romanos desarrollaron estos instrumentos de medir el tiempo. Posteriormente los árabes heredaron estos conocimientos que se empiezan a desarrollar en Europa en el siglo XV y que experimentaron el mayor auge a partir del XVII porque eran mucho más exactos que los relojes mecánicos de esa época y por tanto ayudaban a ponerlos en hora.

Generalmente, un reloj de sol tiene dos partes, el gnomon o estilo, y la superficie que recoge la sombra solar de éste. Esta superficie, donde va señalada la graduación horaria suele ser normalmente plana y se denomina cuadrante (de aquí el nombre de cuadrante solar), pero las hay cilíndricas o esféricas y, como vemos en el reloj que aquí se presenta, también puede tener otras formas. En cualquier caso, su diseño responde a la división geométrica de una rotación completa de nuestro planeta (día) en 24 partes iguales (horas). Este tipo de reloj de sol nos permite conocer directamente la hora solar, con la que podemos obtener la hora oficial de nuestro país. Pero también podemos observar en éste, la orientación exacta Norte-Sur y la inclinación del eje de la tierra (latitud geográfica) por lo que, como podemos comprobar de noche, el estilo o gnomon del reloj apunta directamente a la estrella polar.

La idea del reloj solar que aquí se presenta nació como propuesta de dotar a la Escuela Politécnica de un elemento simbólico que sirviera como punto de referencia de los edificios que forman esta Escuela dentro del campus de la Universidad de Alicante.

El diseño de este elemento se aparta un poco de la forma convencional de estos instrumentos y surgió como respuesta al problema de ejecutar materialmente la graduación de las marcas horarias sobre la superficie o cuadrante sobre la que se proyecta la sombra del estilo, de manera que se pensó en una superficie que con su propia geometría formara dicha graduación. Como consecuencia, la sombra solar sube un escalón cada hora por la mañana, hasta que a partir de mediodía comienza a bajar uno cada hora de la tarde por el otro lado. Este escalonamiento se pensó y sirve de hecho normalmente como asiento para los estudiantes y también el reloj de sol se usa actualmente como un punto de reunión de éstos. Una curiosidad que no se suele observar es que el plano de la parte posterior del reloj se diseñó perpendicular al gnomon, por lo que está iluminado por el sol durante primavera y verano y permanece en sombra durante otoño e invierno.

Para su construcción se pensó en un revestimiento continuo de hormigón armado, por ser éste un material económico con la suficiente resistencia estructural, fácil para moldear, con una textura adecuada para las superficies de acabado que no requiere mantenimiento y con suficiente resistencia a los agentes atmosféricos.

Realizar este reloj de sol fue posible en 1993, gracias a las iniciativas de mecenazgo de esta Universidad y a la generosidad de la empresa Constructora San José, S.A. Este reloj de sol constituye un elemento fundamentalmente simbólico y cultural que sin duda nos provocará cuando menos, una pequeña reflexión sobre el Universo en que vivimos.



Ramón Maestre López-Salazar
Dr. Arquitecto.  Profesor T.E.U.
Departamento de Expresión Gráfica y Cartografía

Comentarios   

0 #32 wwwadm11 05-12-2013 12:54
asdf asdfadsfasdfasd
0 #31 Sergio 15-02-2011 18:08
Pues no tiene pérdida, el edificio que hay delante de la biblioteca, en su extremo izquierdo, ahí está la puerta giratoria, y justo delante, el reloj que comenta rrts.
0 #30 abl26 15-02-2011 17:47
¿Y que día será rrts?

La verdad es que no conozco ese edificio, tendré que ir a explorar un poco más la universidad. Es lo maravilloso que tiene, que a pesar de todo, siempre se descubren cosas nuevas :-)
0 #29 rrts 15-02-2011 03:22
Asi es, el reloj que yo digo esta enfrente de la biblioteca, en la puerta giratoria del rectorado. En la semana cultural habrá una explicacion de ese reloj y ademas una observacion solar.
0 #28 Sergio 10-02-2011 11:12
Pues si, me río yo de los relojes de los chinos... no tienen nada que hacer con este!!!
0 #27 Sergio 10-02-2011 11:11
No, si por piedras en la UA no será...
0 #26 Sergio 10-02-2011 11:11
No no, si es que aquí en la uni, a cualquier cosa la llaman arte
0 #25 Sergio 10-02-2011 11:10
Desorbitado pero así es, la gente quería eliminarla cuando la plantaron, y mira ahora, símbolo de la ciudad
0 #24 mcc59 10-02-2011 07:40
Pues sí, punto de referencia, sombra, hora, simbolo de EPS.
Este reloj es multiusos
0 #23 mcc59 10-02-2011 07:38
Normalmente diria que el arte que no gusta y pesa, sería un pisapapeles, pero esa piedra tan grande.... ofu.. solo rellena hueco (siento sarcasticos).

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades