Aportaciones de la astronomía a la sociedad actual

El año 2009 ha sido declarado por la UNESCO como el Año Internacional de la Astronomía. Se conmemora que hace 400 años Galileo apuntó por primera vez al cielo con un telescopio. Este hecho inauguró una era llena de descubrimientos que actualmente continúan. La Astronomía es una disciplina muy importante en la educación del ser humano. Además de la contribución al desarrollo del conocimiento científico y al avance tecnológico de nuestra sociedad, nos muestra cuál es la posición del ser humano y de nuestro planeta en el Universo. Una simple reflexión sobre este hecho nos ayudaría a cuidar al máximo este planeta y a valorar la vida que existe en cualquier rincón del mismo.

Sólo teniendo una visión externa del planeta Tierra, podemos considerar a éste y a la humanidad como un todo y sentirnos más responsables de su destino.


Para tener presente esta ubicación sería necesario que pudiéramos contemplar cada noche un cielo estrellado. Esto es cada vez más difícil en nuestra sociedad moderna. Muchos de nosotros vivimos en ciudades cuya iluminación nocturna impide en muchas ocasiones distinguir algún punto luminoso en el cielo. Por tanto, este cúmulo de sensaciones que se experimentan al contemplar el cielo nocturno, ya sólo se reserva a las ocasiones en que viajamos a lugares más vírgenes. Todo el mundo asocia las observaciones nocturnas realizadas en algún lugar idóneo con la sensación de haber visto algo fabuloso que podría muy bien considerarse Patrimonio de la Humanidad.

Una de las características de la Astronomía es que es capaz de hacer sentir al ser humano muy pequeño y muy grande a la vez. Por un lado, somos conscientes de que nuestro planeta obtiene energía del Sol y de que éste es una estrella entre los millones de estrellas que hay en nuestra Galaxia y de que ésta es una más entre los miles de millones de Galaxias que existen en el Universo. Sin embargo, a pesar de nuestra aparentemente insignificante existencia, somos capaces de conocer y comprender cada vez más toda esta grandeza.

La Astronomía es una ciencia que se ha impulsado en España desde hace años. A este impulso ha contribuido notablemente la presencia en nuestro país de observatorios astronómicos internacionales, así como el desarrollo económico de la sociedad. Actualmente tenemos alrededor de 500 astrónomos profesionales. Este número se ha alcanzado porque en los últimos quince años muchos jóvenes han decidido estudiar esta especialidad. Como fruto de este crecimiento, ha aumentado de manera importante el número de profesionales que se dedican a investigar en Astronomía en la Universidad española. Un ejemplo es el grupo de trabajo al que yo pertenezco. Nosotros formamos el grupo de Astronomía y Astrofísica del Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alicante. A principios de los años 90, sólo estaba el profesor Guillermo Bernabeu y actualmente integramos el grupo 11 personas entre becarios, estudiantes post-doctorales y profesores titulares. A pesar de que este número de investigadores no es excesivamente grande, trabajamos en tres líneas distintas de investigación que abarcan desde el estudio de los objetos más pequeños existentes en nuestro Sistema Solar hasta las estrellas más grandes que podemos encontrar en nuestra Galaxia. En la sección de Astronomía se desarrollan, desde un punto de vista hasta ahora principalmente teórico, modelos para explicar las colisiones entre los pequeños cuerpos del Sistema Solar. Por el contrario, en la sección de Astrofísica los estudios que se llevan a cabo son principalmente observacionales. La fuente principal de nuestro trabajo son observaciones hechas en diferentes observatorios terrestres repartidos por todo el mundo, así como observatorios espaciales. Cuando queremos observar los procesos más energéticos que ocurren en las estrellas más masivas, tenemos que recurrir al empleo de datos obtenidos desde el espacio, ya que la atmósfera terrestre impide la entrada de la clase de fotones que son productos de estos procesos. Por el contrario, cuando estudiamos los procesos de formación estelar y las poblaciones estelares usando cúmulos de estrellas podemos utilizar observatorios terrestres. Recientemente, en el marco de este último trabajo citado, hemos podido descubrir cúmulos no catalogados hasta la fecha y denominarlos Alicante 1 y Alicante 5. Paradójicamente, de esta manera acercamos un trocito de La Tierra a las estrellas.

Nuestros trabajos son presentados en publicaciones especializadas y congresos a los que acuden los expertos, pero nos gusta transmitir nuestra pasión por el conocimiento del Universo a la sociedad en la que vivimos.

Amparo Marco Tobarra

Coordinadora de actividades de la AIA09 en la Universidad de Alicante

Comentarios   

0 #2 Sergio 10-02-2011 11:04
A mi la astronomía me encanta, pero no he tenido tiempo de poder dedicarme a ella. Algún día lo intentaremos
0 #1 rrts 10-02-2010 21:39
La astronomia no es aburrida como piensa mucha gente. Hay muchisima variedad de objetos, fenómenos, etc... que hace que nunca lo llegues a saber todo de la astronomia. Casi todos los dias se descubren cosas nuevas. Ademas, gracias a la carrera espacial, relacionada de alguna manera con la astronomia, se han obtenido muchas mejoras para la vida en la Tierra. Un ejemplo sencillo es el velcro, que fue diseñado para sujetar objetos en el espacio y ahora muchos materiales que utilizamos en el dia a dia, lo incorporan.

Yo recomiendo a aquellos a los que les parece aburrido la astronomia, observar un cielo limpio de contaminacion lumínica, y ya vereis como os empieza a atraer mas la astronomia, porque el cielo que podemos ver en Alicante no es nada comparable con un cielo oscuro.

Debes estar logueado para poder comentar

EPSAlicante

Twitter EPSAlicante Facebook EPSAlicante Google+ EPSAlicante  

Blog LabsEPS Linkedin EPSAlicante Radio Politécnica RSS Revista Politécnica

Versiones impresas

Galería de fotos

Recibir novedades